El día que Toyota reanudó el asalto a Le Mans

Soporte técnico. Lanzamientos, Toyota

El 24 de enero de 2012, Toyota mostró su primer prototipo LMP1, el arma en su regreso a la Resistencia y a las 24 Horas de Le Mans.

El 24 de enero de 2012, cuando Peugeot anunció su chocante retirada de la resistencia y el Mundial estaba a punto de caer, con Toyota sopló un nuevo viento. El fabricante japonés abandonó la Fórmula 1 dos años antes y acudió a la categoría LMP1 con un solo objetivo: conquistar finalmente las 24 Horas de Le Mans después de sucesivos fracasos en los años 80 y finales de los 90.

En el circuito de Paul Ricard, la firma japonesa presentó la primera versión de su prototipo, denominado TS030 Hybrid, en presencia de tres pilotos que se unieron al programa en sus inicios: Alexander WurzNicolas Lapierre y Kazuki Nakajima.

Para esta primera aparición, el prototipo diseñado en los talleres de Colonia (en el caso del chasis, ya que el motor fue desarrollado en Japón) llevaba los colores rojo y blanco tradicionales de Toyota. Unos meses más tarde, la decoración final se volvería azul.

La Toyota TS030 Hybrid

La Toyota TS030 Hybrid

1/93

Foto de: Satoshi Noma

No se esperaba que ese TS030 empezara la temporada 2012 en Sebring, y Toyota también acabó renunciando a las 6 Horas de Spa. La puesta en escena se llevó a cabo unos meses después, en junio, para enfrentarse a Audi en las 24 Horas de Le Mans. Ninguno de los dos coches llegó a meta, pero ya estaban ahí.

Con sus recursos, Toyota demostró rápidamente estar en disposición de brillar en resistencia. Sin embargo, ya sea contra Audi y luego contra Porsche, le llevó tiempo ganar en Le Mans. Una serie de infortunios sacudieron a la marca, como los problemas de fiabilidad de la edición 2014 (cuando ganaron el Mundial), y sobre todo esa histórica escena de ver al TS050 Hybrid en manos de Kazuki Nakajima parándose en la recta a falta de tres minutos y una vuelta de ganar las 24 Horas de Le Mans en 2016.

Seis años: esa fue la larga espera que Toyota soportó para finalmente llevarse la victoria en Le Mans que le faltaba en su vitrina. Fue en 2018, con el triunfo del coche de Fernando Alonso, Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima

Visto en Motorport