Toyota está trabajando en una actualización de su asistente de conducción que llegará el año que viene

Soporte técnico. Internacional, Lanzamientos

Los asistentes de ayuda a la conducción están a la orden del día y prácticamente todos los coches a la venta en la actualidad cuentan con al menos uno de estos sistemas que mejoran la seguridad de los ocupantes, ya sea en caso de accidente, o bien antes de que ocurra mediante la actuación del sistema.

Toyota es una de las marcas que cuentan con asistentes a la conducción, pero no parece estar satisfecha con el rendimiento actual de sus sistema. La compañía japonesa ha anunciado que lanzará el bautizado como Toyota Safety System 2.0 el próximo año.

Esta actualización de seguridad mejorará el rendimiento de la prevención de colisiones y la asistencia al conductor. Dicho sistema se incluye de serie, en la actualidad, en todos los productos de la gama Toyota en Estados Unidos. Además de Toyota, estos asistentes de conducción están disponibles en la marca premium Lexus.

Según Wayne Powell, vicepresidente de la división de sistemas electrónicos de Toyota Norteamérica: Los sistemas actuales ya están evitando accidentes, como por ejemplo en el caso de la frenada automática de emergencia (AEB). Sin embargo, las mejoras que pueden aumentar la seguridad en el sector del automóvil deben lanzarse cuanto antes para salvar el mayor número de vidas posibles.

Powell ha comentado: «Tenemos una obligación moral para hacer que estos sistemas estén disponibles en el mercado y salvar vidas lo antes posible.» Powell es responsable del desarrollo de los sistemas de asistencia y seguridad a la conducción de los vehículos de Toyota.

Toyota Safety Sense 2.0 ayudará a los conductores a mantenerse en su carril y mejorará la seguridad en conducción nocturnay en condiciones de baja visibilidad como con niebla o lluvia. Toyota está trabajando en dos nuevos sistemas denominados Guardian y Chauffeur.

Chauffeur será un sistema de conducción autónoma de nivel 5, mientras que Guardian es un conjunto de ayudas que permitirá al coche incrementar la seguridad «integrándose» con el conductor.

Según Powell, uno de los puntos más importantes de la aceptación de estos sistemas es la confianza que los conductores depositan en ellos.

Por el momento se desconoce cuál será el primer coche de Toyota en recibir el nuevo Toyota Safety Sense 2.0 el año que viene. Es de esperar que las nuevas características del sistema provengan de componentes de hardware, impidiendo que sea posible una actualización de software para vehículos antiguos.

Visto en Foro Coches Eléctricos