toyota Toyota, Volkswagen y Tesla vuelven a poner en funcionamiento sus fábricas en China delivery robot food delivery robots may serve home 2021 09 03 07 43 39 utc 862x485

Toyota, Volkswagen y Tesla vuelven a poner en funcionamiento sus fábricas en China

Juan Mattos Noticias

Visto en CNN en Español

Toyota y Volkswagen están volviendo a poner en funcionamiento gradualmente sus fábricas en China después de que estuvieron cerradas durante semanas debido a los confinamientos por el covid-19.

Toyota dijo este lunes que se está preparando para reanudar las operaciones en la ciudad de Changchun, provincia de Jilin, uno de los centros de fabricación de automóviles más grandes de China, luego de una pausa de un mes.

“Nos hemos estado preparando gradualmente para reanudar las operaciones en nuestra planta de Changchun desde fines de la semana pasada”, dijo el fabricante de automóviles japonés en un comunicado. “Sin embargo, aún no se ha determinado el momento de la operación a gran escala”, agregó.

Toyota suspendió la producción en su fábrica de Changchun el 14 de marzo de 2022.

La escasez de chips afecta la producción de Toyota 0:45

Volkswagen reinició este lunes la producción en sus plantas de Changchun, que también cerró a mediados de marzo.

Pero su fábrica de Shanghái, que administra en asociación con el fabricante de automóviles estatal SAIC, permanece cerrada.

“Se está evaluando la viabilidad de la reanudación de la planta de SVW Anting [en Shanghái]”, dijo Volkswagen en un comunicado.

Ingrese su correo electrónico para suscribirse al boletín informativo de cinco cosas de CNN.
close dialog

Según los informes, Tesla se estaba preparando para reanudar la producción en su planta de Shanghái el lunes luego de un paro de tres semanas, según Reuters.

Cierre de fábricas por covid-19

El peor brote de covid-19 de China en dos años ha llevado a las autoridades a intensificar la política de cero covid del país, bloqueando varias ciudades importantes y decenas de millones de personas.

Los estrictos confinamientos en lugares como Shanghái y Jilin han hecho correr el riesgo de retrasar los envíos en un momento en que la demanda mundial de vehículos es fuerte.

Las estrictas restricciones por covid-19 han asestado un duro golpe a la actividad económica. Las estadísticas del gobierno mostraron el lunes que el consumo se desplomó en marzo, mientras que el desempleo aumentó, ensombreciendo las perspectivas económicas.

El gobierno de Jilin anunció durante el fin de semana que permitiría a las empresas reanudar el trabajo y la producción, luego de declarar la victoria al eliminar la propagación comunitaria del coronavirus fuera de las áreas en cuarentena.

Shanghái, el epicentro del actual brote de covid, ha estado en confinamiento durante más de tres semanas.

En un intento por aliviar la interrupción, el gobierno de Shanghái publicó el viernes una “lista blanca” de 666 empresas a las que se les permitirá reanudar la producción. Casi el 40% son fabricantes de automóviles o empresas involucradas en el suministro a la industria automotriz. Pero no está claro exactamente cuándo esas empresas podrán reanudar la producción.